El Trabajo Juvenil en Ecuador: garantía o restricción a la libertad de contratación.

Por: Vanessa Izquierdo Duncan

 vizquierdo@izquierdoabogados.legal

 

 

Contrato de Trabajo Juvenil

De conformidad con el Artículo agregado por el artículo 3 de Ley No. 0, publicada en Registro Oficial Suplemento 720 de 28 de Marzo del 2016[1] [Art. 34.1 del Código del Trabajo], el “contrato de trabajo juvenil es el convenio por el cual se vincula laboralmente a una persona joven comprendida entre los dieciocho (18) y veintiséis (26) años de edad, con la finalidad de impulsar el empleo juvenil  en relación de dependencia, en condiciones justas y dignas, a fin de garantizar el acceso al primer empleo y la promoción de sus habilidades y conocimientos.

En principio, la ley determina esta categoría contractual como una garantía de acceso de los jóvenes al mercado laboral, entendiéndose a los jóvenes como a las personas comprendidas entre 18 y 26 años. Posiblemente el legislador estimó que esta era la edad para calificar a una persona como joven para efectos de ser contratada como tal, bajo relación de dependencia, aunque olvidó de sustentarlo correctamente.

 

trabajo juvenil

 

Libertad de Contratación

Es por mandato constitucional [artículo 33 de la CRE] que el trabajo, es considerado como un “derecho y un deber social, y un derecho económico, fuente de realización personal y base de la economía “.

Es claro que, por el mismo mandato constitucional, el Estado debe garantizar a las personas trabajadoras [se entiende también a los jóvenes], “el pleno respeto a su dignidad, una vida decorosa, remuneraciones y retribuciones justas y el desempeño de un trabajo saludable y libremente escogido o aceptado”.

¿Cómo entonces puede entenderse la garantía del trabajo y la libertad de contratación, frente a la obligatoriedad por parte del Estado hacia las empresas privadas de contratar a un número mínimo de jóvenes, dependiendo del número total de trabajadores actuales de la empresa?

¿Debe entenderse que se aplicará esta obligación, bajo el mismo esquema del trabajo de discapacitados? Empero, de ser así, existen grandes diferencias entre unos y otros. ¿O acaso existe un registro nacional de jóvenes ecuatorianos?, ¿existe un Consejo Nacional de Jóvenes?, ¿tendrán los jóvenes un carné especial por ser tales?, ¿son actualmente los jóvenes discriminados en el acceso al trabajo, es esa la condición que se pretende regular o disminuir?

Empero, estos aspectos sustanciales no aparecen en el espíritu de la ley.

Atribuciones del Ministerio del Trabajo

Siendo que por Ley se determinó que “El número o porcentaje mínimo de trabajadores entre 18 y 26 años en las empresas será regulado por el Ministerio del Trabajo en función del tipo de actividad y el tamaño de las empresas”, el 17 de agosto de 2016, mediante Acuerdo Ministerial, el Ministerio de Trabajo reguló en primer lugar esta contratación de trabajo juvenil en base a un número mínimo de trabajadores, dependiendo del sector empresarial, por ejemplo: si la actividad empresarial es “tecnología” o “comercialización de bienes”, la obligación se señaló en un mínimo de 3 nuevos empleados jóvenes de cada 10 trabajadores en general.

Luego, a través de una Fe de Erratas[2], el pasado 23 de agosto de 2016, se reforma la normativa del Ministerio de Trabajo y se determina que: “Las empresas con más de 50 trabajadores deberán vincular trabajadores jóvenes en un porcentaje de al menos el 10% respecto del incremento neto de trabajadores que se genere en cada año fiscal”.  Más que una fe de erratas se efectúa un análisis distinto al originario –al momento de expedir la ley-, no se lo hace ahora en base a la actividad empresarial, sino únicamente en función de un número[3] [todas las empresas medianas entrarían en esta obligación de contratación].

Sanciones por no contratar a jóvenes

Lo que no ha sido errado para el Ministerio de Trabajo, es el sistema sancionatorio, vale decir, la libertad de contratación laboral tiene sus bemoles. La normativa secundaria determina: “… en caso de incumplimiento del porcentaje se sancionará de conformidad a lo señalado en el Artículo 628 del Código del Trabajo por cada mes de incumplimiento y por cada trabajador joven que falte para llegar al número que le corresponda a cada empresa.”

Aunque nunca ha sido claro en la práctica, la aplicación del artículo 628 CT por parte de la autoridad administrativa, siempre se aplicará lo conveniente; y es que aunque la ley determina que, el Director Regional del Trabajo podrá imponer multas de hasta US $200.00; y que, los jueces y los inspectores del trabajo podrán imponer multas hasta de US $50.00, es poco visible en los procedimientos, que para la aplicación de las multas, se tome en cuenta las circunstancias y la gravedad de la infracción, así como la capacidad económica del trasgresor; puesto que, en todos los casos se estima que, se aplique siempre la multa máxima de US $200.00 por cada mes de incumplimiento y por cada trabajador joven que falte para llegar al número correspondiente, siendo siempre grave la infracción, a consideración de la autoridad reguladora, prescindiendo incluso de la capacidad económica del empleador.

Lo mismo se aplicaría en el caso de PASANTES.[4]

Bajo estas consideraciones, luego de cumplir la obligación de contratación ¿nos queda entonces, un beneficio real del aporte a la seguridad social por parte del Estado Ecuatoriano?.

 

 

 

 

 


[1] Nos referimos en concreto, a la LEY ORGÁNICA PARA LA PROMOCIÓN DEL TRABAJO JUVENIL, REGULACIÓN EXCEPCIONAL DE LA JORNADA DE TRABAJO, CESANTÍA Y SEGURO DE DESEMPLEO.

[2] “cosas erradas”: 1. f. Equivocación material cometida en lo impreso o manuscrito. Definición de la RAE.

[3] Desconozco si el parámetro “tamaño de las empresas”, se sustentó en el último Censo Nacional Económico del 2010, que, a decir del informe del Observatorio PyMe de la UASB [Autor: Wilson Araque J.], “alrededor de 99 de cada 100 establecimientos se encuentran dentro de la categoría de MIPyME1: Se tomó como referencia el tamaño de empresas por número de empleados expuesto en la Resolución 1260 emitida por la Secretaría de la Comunidad Andina; microempresa (1 a 9 trabajadores), pequeña empresa (10-49 trabajadores), mediana empresa (50-199 trabajadores) y gran empresa (200 o más trabajadores). El parámetro número de empleados, como factor referencial a la hora de clasificar a las empresas por su tamaño, es válido cuando entre la mayoría de empresas analizadas, en cada tramo de clasificación, no existen mayores diferencias desde el punto de vista del avance tecnológico incorporado a los procesos de producción del bien y/o servicio.

[4] Art. 6.- Porcentajes mínimos de inclusión. – Las empresas con más de 100 trabajadores estables, estarán obligadas a vincular a un número de pasantes no menor al 2% de sus trabajadores que tengan título profesional. (SEGÚN ACUERDO MINISTERIAL [ACM 158 – RS 820 – 17/ago/2016     |     Ultima reforma: 23/ago/2016]